domingo, 13 de agosto de 2017

CAFÉ PARA TODOS. Por Patricio González García


Existe un cierto hartazgo de estar todos los días escuchando y viendo la situación que viene provocando la Generalitat catalana en cuanto al supuesto referéndum del 1 de octubre.
A pesar de que se habla de un cierto inmovilismo por parte del Gobierno en cuanto a posibles acuerdos, yo creo que los hay o, al menos, el Gobierno está intentando un acercamiento a base de grandes inversiones en infraestructuras en Cataluña. De hecho, antes de la aprobación de los Presupuestos Generales de 2017 que se aprobaron a finales de julio, ya el Presidente del Gobierno se fue a Barcelona para confirmarles la inversión de 4.200 millones de euros en infraestructuras ferroviarias.

Después, en varias comparecencias públicas de la Vicepresidenta Soraya Saenz de Santa, esta ha afirmado que Cataluña debería seguir el paso del PNV y también en los últimos días se habla se seguir conversaciones después del 1 de octubre , día del supuesto referéndum o simulacro. Por tanto, conversaciones hay. Y este tema de que hay conversaciones quedó claro cuando el PDcat, el partido de Puigdemont, se abstuvo en el tema del decreto sobre la estiba para que el Gobierno pudiese aprobarlo.
A qué niveles se están teniendo estas conversaciones, pues eso sólo lo saben ellos pero lo siguiente a tratar son las conexiones del Puerto de Tarragona para unirlo al de Barcelona, además de aumentarle los Fondos de liquidación autonómica (FLA).
Todo esto será después del 1 de octubre y entrará en los Presupuestos de 2018.
Si a ello le unimos lo de los aliados principales (PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias), queda claro como se va a repartir la parte del león de los Presupuestos.
Y eso del Café para todos, nada de nada. Seguiremos igual, a no ser que esta Andalucía se levante de una vez y lo exija.
Todo esto no es más que el mismo chantaje que ya hacía Pujol elevado a mayores cotas. Y lo van a conseguir……. Si le dejamos.